Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Tutorial decoración de uñas

Y lo deja todo. Pide la separación y se instala con Míster Seguros Llama a Su Puerta en un pisito en la barriada que ni siquiera sabía que existía, para hacer el amor noche sí y noche también y ser, por primera vez en su vida, feliz.



Pero dos meses más tarde, llama llorando a mi puerta para anunciarme que vuelve con su marido. Pienso que su caballero asegurador la ha dejado en la estacada y me entristezco. No. No la ha dejado... es que se la ha muerto la pasión, me cuenta.

- ¿Muerto? ¡Clara! ¡No te había visto tan Decoracion de uñas jamás! ¿Qué coño me estás contando ahora?
- Es la erótica, Amanda, la erótica del poder. Quiero volver a estar allí rriba, follarme a ese poder, manejarlo y manipularlo como me venga en gana.

Han pasado dos años desde aquello, y de momento Clara sigue paseando su palmito por la Jet Set y follándose a su Poder. Aunque se escapa de vez en cuando conmigo a la más humana realidad, no ha vuelto a vibrar como en aquella corta etapa de dos Decoracion de uñas.

Y eso me hace pensar... ¿Cómo me siento yo respecto a Luís y su inherente posición profesional? ¿Me deslumbran sus cinco idiomas, sus reuniones trascendentales, su presencia en Juntas de Accionistas que a veces incluso leo en prensa o veo en televisión? ¿Soy capaz de amarle despojado de ese halo de poder y dinero? ¿Podría instalarme con él en un pisito de 40 m2 con un televisor en blanco y negro, fuente. acompañándole a competiciones de tunning, yendo a Benidorm por vacaciones? ¿No es también su título en la tarjeta de visita que me enseñó ya el primer día, el saber que siempre acabamos en hoteles de cinco estrellas con cava y jamón cinco jotas, los restaurantes a los que me invita en dónde un somellier me explica los aromas del vino de 120 euros que tomaremos, parte de mi pasión hacia él?

La respuesta, al menos para mí, es sencilla. Al contrario que Clara, jamás he podido compartir su poder con nadie. Es un secreto prohíbido y cómplice, del que no puedo hacer gala, del que no puedo pavonearme, del que sólo puedo sentirme orgullosa por ser una parte más del hombre al que amo.

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: